¡Si! al buffet en las bodas


Se acerca el primer aniversario de la boda de C&J y me gustaría echar la vista atrás para recordar una idea que me encanta, el buffet en las bodas. En el post de hoy, veremos algunas cuestiones a tener en cuenta y sus ventajas.


Deberías saber…

Entre el buffet y las mesas debe haber espacio suficiente para que los invitados puedan moverse cómodamente y con libertad aunque tampoco tan lejos de las mesas que resulte complicado tener que levantarse a por la comida. En esta misma línea, es importante que se pueda acceder al buffet por ambos lados para evitar que se formen colas.

Una manera de que quede todo organizado es, colocar pequeños carteles con la misma tipografía que las invitaciones de boda con el nombre del plato o bien pizarritas. También podéis crear un cartel con todos los platos que se van a servir en un lugar accesible para que los invitados conozcan de antemano lo que hay y la fila camine más rápido.

Aunque cada comensal se sirva su comida, será necesaria la presencia de camareros que estén al tanto de las personas más mayores y también de los más pequeños. También tendrán que retirar los platos y servir a los novios, quienes estarán seguramente muy ocupados.

De madrugada, cuando el hambre apriete una muy buena idea es ofrecer pequeños entremeses para recenar.


Ventajas:

Vuestro bolsillo no se resentirá. Por lo general, el buffet es más barato que el menú tradicional, claro que todo esto siempre va a depender del número de invitados y los platos elegidos.

Es más ágil que una comida de tiempos.

En el buffet se pueden incluir tipos de comida diferentes (incluso de distintos países). Si sois una pareja en la que uno de vosotros no sea español/a os aseguro que será un acierto. De esta forma, será más fácil conquistar los paladares de nuestros invitados y cada uno podrá servirse lo que más le guste y la cantidad que desee.

Que los invitados tengan que levantarse a buscar su plato, hace que interactúen y se relacionen con personas de otras mesas creando un mejor ambiente.



En mi opinión una de las mejores ventajas que ofrece el buffet (al aire libre) es que permite la cocina en vivo o Showcooking, donde un cocinero prepara diferentes platos en directo, delante de los comensales. Algunas comidas como carnes y arroces, sin duda quedarán mejor, recién hechos.


Para completar el buffet, podéis colocar unas barras de cualquier cosa que se os ocurra, barra libre de limonada, de zumos de frutas, de mojitos, de quesos y hasta un cortador de jamón. Del genial y maravilloso mundo de las barras en las bodas hablaremos en otro post muy pronto.


Y vosotras… ¿Sois más de menú tradicional o buffet? ¿Alguna experiencia negativa?












3 comentarios:

  1. Según la pareja pueden decidir una cosa u otra, a mi principalmente me gusta que en las bodas sea un menú con carta y no algo así, eso está para las barbacoas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Eva. Muchas gracias por tu comentario. Partimos de la base que cada pareja puede elegir lo que más le guste :) En este post, he tratado de destacar las ventajas que supone disfrutar de un buffet en una boda sin, en ningún caso, menospreciar el menú con carta tradicional. Las imágenes son de la boda de unos amigos alemanes a la que asistimos hace ahora casi dos años. En Alemania, es muy común, sobretodo en parejas jóvenes. Quizá muchas personas puedan asociar buffet con barbacoa, algo fuera de lugar en una boda pero todo lo contrario. www.elgauchopatagonico.com es el catering que hemos escogido para nuestra boda, asados argentinos. Te invito a que le eches un vistazo a la página :)

      Eliminar
  2. Anónimo27/8/15 6:12

    Mi pareja y yo le tenemos bastante mania a large bodas con menu a la carta y no queremos que nuestra boda sea asi. Vamos a investigar el link que has proporcionado. Gracias.

    ResponderEliminar

¡Muchas gracias por tu comentario!