Supersticiones en las bodas

No llevar perlas, que el novio no te vea antes de la boda, lanzar el ramo de novia, llevar algo azul contigo… Son muchas las tradiciones, mitos y supersticiones que rodean a las bodas. ¿Quieres saber cuáles son algunas de las más seguidas. ¿Y tú, eres de las que evita ciertas cosas por pura superstición o desafías la mala suerte?




Las perlas
Seguramente a muchas de vosotras os gustaría lucir unas bonitas perlas el día de vuestra boda. Hasta aquí, todo bien, pero ¿cuántas de las que me estáis leyendo os echaríais las manos a la cabeza? ¿De dónde viene la maldición de las perlas? Desde tiempos de la civilización romana, se cree que las perlas se parecen a las lágrimas de los ángeles, y de ahí que las novias que las luzcan el día de su boda llorarán durante su matrimonio y serán por tanto, infelices.

Lo bueno de las creencias populares es que no son una ciencia exacta y por eso es posible encontrar evidencias que demuestren lo contrario. Así, según la civilización griega, las perlas eran especialmente importantes en las bodas, ya que atraían al amor. Las novias griegas, eran rociadas con polvo de perlas el día de la boda, como símbolo de buen augurio para el matrimonio. En esta misma línea, algunas civilizaciones creían que las perlas estaban asociadas con la Diosa Afrodita, diosa del amor y de la belleza, que al igual que las perlas, nació en el mar.

La actriz asturiana Paula Echevarría contrajo matrimonio con el cantante David Bustamante en julio de 2006 luciendo unos preciosos pendientes de perlas. Tras siete años de matrimonio, son hoy en día, todo un ejemplo de amor y felicidad. Parece que la maldición no tiene los mismos efectos en todos los mortales…


Los huevos de Santa Clara

Una antigua creencia española relacionada con las bodas católicas, es la de ofrecer una docena de huevos a Santa Clara para pedirle que haga buen tiempo. Santa Clara no es, en realidad, patrona del buen tiempo, pero se ha asociado su nombre al «tiempo claro».  Para  cumplir con la tradición, la madre del novio o la madre de la novia, han de ir al convento unas semanas antes de la boda y hacerles una ofrenda de una docena de huevos. No te olvides de incluir una notita con los siguientes datos:

- Nombre del novio y la novia
- Lugar de la ceremonia
- Fecha de la boda
- Hora de la boda.


Lanzar el ramo


Es costumbre en casi cada boda, que la novia lance el ramo entre sus amigas casaderas. La afortunada que se haga con él, será siempre según la tradición, la próxima en casarse. No se sabe muy bien de dónde procede el origen de esta creencia, pero todo parece indicar que es una manera de compartir la felicidad y la buena suerte de la novia.


En martes, ni te cases ni te embarques


El martes, ese día de mala suerte para los supersticiosos, proviene de Marte, el Dios de la guerra tal y como cuenta la mitología romana. Según esta creencia, este día de la semana es propicio para desgracias y catástrofes. Seguro que más de una de vosotras que está diciendo ahora mismo <<Yo no creo en esas cosas pero por si acaso...>>



No me olvido de la tradición entre tradiciones, algo viejo, algo nuevo, algo prestado y algo azul“. Es un tema al que le dediqué un post hace algún tiempo. Si te lo perdiste, puedes leerlo AQUÍ

Os recuerdo que ¡estamos de SORTEO! Podéis participar hasta el 8 de diciembre. Al día siguiente, daré a conocer el nombre del ganador/a en el blog. Las bases y el formulario lo encontraréis AQUÍ 


1 comentario:

  1. Barbara Diaz4/12/13 12:58

    Efectivamente yo no soy supersticiosa, pero soy de las que como tú bien dices !!!!<>!!!!.
    Seguiré tus consejos menos en uno, !!!me encantan las perlas!!! y seguro que en mi boda será mi elección, ya que me parecen elegantísimos y que combinan perféctamente con cualquier vestido de novia.
    Muchas gracias por tu post, siempre aprendemos cosas nuevas........

    ResponderEliminar

¡Muchas gracias por tu comentario!