¿Cómo es una boda entre personas sordas?


De pequeña, solía pasar los veranos en una casa que tenían mis abuelos en el campo. Allí nos juntábamos un montón de niños pero uno de ellos, captó mi atención.  Era el hermano pequeño de mi vecina. Un niño que entonces no contaba con más de cuatro o cinco años que llevaba un aparato detrás de su oreja. Al principio pensaba de él que era un poco impertinente. No hablaba, pero cuando algo no le gustaba, se tornaba rebelde y caprichoso y sólo acertaba a que de su voz salieran algunos pequeños gritos sin sentido. Con el tiempo, comprendí que era un niño con déficit auditivo y debo decir que conocerlo fue lo más especial que me pasó aquel verano. 

Difícilmente logré que entendiera alguno de mis signos chapuceros que previamente me había chivado su hermana. Intentaba ponerme de alguna manera en su pellejo e imagina que se preguntaría por qué motivo no podía comunicarse con los otros niños o por qué no lograba hacerse entender y sin embargo podía hacerlo con sus padres y su hermana. Quizá sea por ese motivo que lo recuerdo pegado a las faldas de su hermana y extremadamente prudente a la hora de establecer contacto con el resto de los niños.





Como muchas otras cosas en la vida, al final uno no termina haciendo aquellas que dijo iba a hacer y pasaron los años, tanto que fueron más de veinte. Tras seis meses, acabo de finalizar el primer curso en lengua de signos alemana y sólo puedo decir que ha sido una de las cosas más fascinantes que he aprendido nunca.


Como es normal, una persona sorda puede contraer matrimonio con un oyente. Hasta aquí, esto no supondría ningún problema a no ser que seas invitado a la boda, seas oyente y no sepas comunicarte con signos. En este caso, por regla general, los novios deberían contratar a un traductor intérprete que pudiera retransmitir la boda al resto de invitados. 

video

Debes saber que existe un código entre las personas sordas en el contexto de las bodas y tiene que ver con las servilletas y/o pañuelos. Si alzas el pañuelo hacia arriba con una mano, significa que quieres que la pareja se bese. Si lo haces con las dos manos, significará que quieres que el beso sea más largo o en su defecto, que lo repitan. A la hora de aplaudir, recuerda que la comunidad sorda no lo hace con las palmas de las manos. En su lugar las elevan y las agitan.
Casi un millón de personas en nuestro país tienen diferentes grados y tipos de sordera. No debemos olvidar lo importante que es para la comunidad sorda, la necesidad de acceder a la comunicación e información sin barreras. Gracias a la ley 27/2007 publicada por el Boletín Oficial del Estado el 24 de Octubre de 2007 por la que se reconocen las lenguas de signos españolas y se regulan los medios de apoyo a la comunicación oral, hoy es mucho más fácil.


Los cursos de lengua de signos española se imparten en más de 70 centros repartidos entre todas las Comunidades Autónomas. Además, muchos centros de Formación Profesional, ofrecen un Ciclo Formativo de Grado Superior en interpretación de la lengua de signos. Esta formación proporciona una titulación oficial de la Administración Educativa válida para todo el territorio español.





Más información:
CEPS Confederación Estatal de Personas Sordas
C/Montesa 38 c/v   Pasaje Martí  28006 Madrid
                                                      www.cnse.es


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por tu comentario!